Pedro García Vilar : Ejemplo para nuestros jóvenes

Bueno antes de todo me voy a presentar, soy Pedro García Vilar jugador del LEVANTE U.D.D.M que milita en primera división de futbol sala y estudiante de CAFD en la universidad católica de valencia.

Voy a contaros un poco como fueron mis inpedroicios en el futbol sala hasta llegar a intentar defender a Sergio Lozano.

Como todo niño empecé en mi colegio, en Jesús y María, pero mis inicios fueron bastante dubitativos ya que no era de los buenos del equipo y no iba convocado a muchos partidos, todo cambio cuando fui seleccionado por primera vez para ir con la selección valenciana   para ir a jugar el campeonato de España a Torre Pacheco (Murcia) en la categoría de infantil de segundo año, como seleccionador tuvimos a Ricardo Iñiguez. Fue una experiencia muy buena en la que hicimos un grupo fantástico, la pena fue que fallase el penalti decisivo en la tanda de penaltis contra Aragón en cuartos de final, nunca olvidaré como, mi compañero y gran amigo Alex Oviaño, al verme llorar en el punto de penalti vino corriendo a darme un abrazo.

Lo que no sabíamos es que aquella generación de 1992 culminaría su época de juveniles ganando un campeonato de España en Segovia, pero ya habrá tiempo para contarlo.

El siguiente año decidí dar un paso que a la larga fue decisivo en mi trayectoria, dejé el equipo de mi colegio y me fui, gracias a la insistencia de Manu Gázquez, a Maristas un colegio muy importante en categorías base y que encima tenía un equipo en la segunda división de futbol sala.

Llegué en cadetes de primer año y la verdad es que desde que llegué solo puedo recordar buenos momentos y lo bien que fui recibido por todos aquellos enamorados del futbol sala.

Todo jugador tiene un punto de inflexión en el piensa que puede llegar a la elite de su deporte, yo lo tuve en juveniles de último año, cuando el club decidió que ni Borja Marín, Javier Civera, Alex Oviaño, ni yo, compitiéramos en categoría juvenil y nos fuéramos a Alboraya FS en 2ºb (en aquel entonces 1ª Nacional A), que ese año firmó un convenio con nuestro equipo de 2ª división, éramos su filial.

Esta temporada nos tenía guardado un último regalo para culminar todos estos años en categorías de base. Nos embarcábamos en nuestro último año de selección valencia con casi el mismo grupo de jugadores que fuimos en infantiles a Torre Pacheco, en cadetes a Mazarrón, en juveniles de 1º año a Ibiza, de 2º año a Barcelona, y llegaba nuestro año. Esta vez cogió el timón de entrenador Manolo Peris, que desde el primer momento nos metió en la cabeza que este era nuestro año y no podíamos dejar pasar esta oportunidad.

Tras una Fase Previa impresionante en Librilla (Murcia), dejando fuera a la todopoderosa Murcia por un contundente 0-6, nos esperaba la fase final en Segovia. Para los que vivimos esa semana en Segovia es indescriptible, aún se me pone la piel de gallina al pensar en el día de la final contra la Galicia de David Pazos (Inter Movistar), Antonio Diz (Azkar Lugo). Dicen que las finales están para ganarlas, y eso hicimos, ganamos 3-2 y poníamos fin a una etapa en categorías base con el mayor reconocimiento posible CAMPEONES DE ESPAÑA sub 19.

Aquí terminaba una época pero empezaba una con muchos más sueños y objetivos por cumplir. Mi primer año en 2º División de Liga Nacional de Futbol Sala fue muy duro porque ya no te enfrentas a chicos de colegio si no a profesionales de este deporte. Otro gran momento en mi trayectoria llegó con la 1º convocatoria con la Selección Española Universitaria para jugar el mundial universitario en Portugal.

Y en el 2013 se decide unir dos colegios, dos canteras y dos clubs en un único club para intentar devolver a valencia a la élite del futbol sala, y así lo hicimos nos embarcábamos en este proyecto ilusionante con José Escrich como entrenador. Un año buenísimo en el que se mezcló la veteranía de jugadores como Jordi Lledó, Kiko Berrocal, Carlos Márquez, etc. con juventud que venía de Maristas y esa mezcla consiguió el añorado ascenso a 1ª División de Liga Nacional de Futbol Sala, un verdadero sueño cumplido, enfrentarme a los mejores jugadores del mundo.

Ese verano fui seleccionado por 2º vez con la Selección Española Universitaria, para jugar el Mundial Universitario disputado en España, de nuevo una experiencia inolvidable.

Llegaba uno de los momentos más importantes de mi vida, debutar en 1ª División, y además que ese debut fuese contra el todopoderoso Barcelona FC. El partido lo perdimos, pero yo tenía claro una cosa, “ahora es cuando más voy a trabajar porque he llegado a la élite y no estoy dispuesto a irme, me quedan muchísimos sueños y objetivos por cumplir y pienso luchar por conseguirlos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>